Rompiendo malos hábitos en la música

Hace un par de semanas, recibí un email en el que un colega me compartía sus inquietudes y preguntas. Esta es mi respuesta que comparto con todos.

El contenido del mensaje tiene dos partes. La primera es la cuestión entre conceptos de tensión y relajación al tocar un instrumento. En la segunda parte hace un par de preguntas: ¿Cómo romper con ideas o complejos? ¿Cómo hacer un cambio de pensamiento en los alumnos de tal manera que aprendan a relajarse?

Empezaré por contestar la pregunta y luego, utilizare los conceptos de relajación y tensión como ejemplo.

¿Cómo fomentar nuevas formas de pensar?

La pregunta es súper interesante porque apunta a lo que es Body Mapping.

La base de Body Mapping es cambiar la forma en que aprendemos a tocar música. Se trata de romper ideas, mitos, patrones con los que hemos ido creciendo musicalmente e incorporar temas que no se han discutido como lo es la consciencia corporal. Para esto se necesita interés, voluntad y cierta “rebeldía” contra las estructuras que hemos seguido por años.

En Body Mapping el cambio empieza por reconocer las ideas falsas (mis-mapings) y transformarlas con información correcta.

Un ejemplo sencillo, que ya he abordado antes, es identificar de qué forma percibimos nuestras muñecas cuando tocamos. Tal vez entender este mis-mapping parezca algo simple, pero al aprender esta información, vivirla, y relacionarlo con tu forma de tocar cambias tus ideas. La razón para empezar a hacer Body Mapping es evitar tensión, dolor, etc. al tocar; romper con patrones o remplazar ideas es parte fundamental del proceso.   Todo esto se hace a través del desarrollo de la  atención y auto-observación.

Como maestr@s podemos alentar a los estudiantes y colegas con nueva información y empezar a desarrollar una educación musical diferente. Body Mapping es una opción y puedes aplicarlo en tus clases.  A través del tiempo, puede convertirse en tu estilo de enseñar música.

Entonces, mi sugerencia para transformar patrones, complejos y formas de pensar —relacionadas con la tensión corporal en la práctica musical— y ayudar a tus alumnos es sumergirte y fomentar ésta práctica.

Puedes empezar hoy

También es importante descubrir las ideas que están fijadas en nuestra cultura y que nos afectan en la percepción de nuestro cuerpo.

Tensión y relajación son palabras que usamos frecuentemente y son conceptos que se han utilizado en la educación musical por generaciones.

Dos manos estirando una banda elástica.
(Conable, 2012, p. 78.)

Generalmente, identificamos tensión y relajación como opuestos, pero en el cuerpo se viven de manera similar.

Relajación

Cuando decimos que “se debe mantener una postura relajada cuando tocamos” podemos crear confusión. Relajarse es un concepto vago.

A veces los comerciales, y otras fuentes que pueden o no estar relacionadas con la música, nos hablan de la relajación como una experiencia de comodidad. Por ejemplo al estar en la playa o acostados, estas cosas a la vez sugieren ausencia de actividad.

Entonces, ¿cómo incluir este estado en una clase o en un ensayo? ¿Cómo encuentras esta experiencia en tu cuerpo al tocar?

Casi siempre al actuar relajados, el cuerpo se colapsa. Este “derrumbe” empieza por la columna y ocasiona muchísimos compensaciones en todo el cuerpo: en la pelvis, cuello, brazos, etc. Esto genera ¡tensión en los músculos y presión en las articulaciones!

En Body Mapping no queremos reforzar un concepto que no es claro y entonces lo evitamos.

Body Mapping usa términos y palabras como balance y te enseña a distinguir en tu cuerpo el punto en donde puedas hacer un trabajo o esfuerzo adecuado al tocar sin lastimarte.

Una oportunidad para modificar este patrón es evitar decir “relájate.” En su lugar crea consciencia corporal y aprende a identificar la cantidad de trabajo que necesitas para cada actividad.

Diferencias entre trabajo y tensión.
(Conable, 2012, p. 78.)

¡Te invito a que me escribas tus preguntas, así juntos creamos el contenido de este blog!

Fuente:

Conable, B. (2012). Lo que todo músico tiene que saber sobre el cuerpo: Aplicación práctica del mapa corporal para hacer música.(M. Pérez Sánchez, Trad.) Barcelona; Laertes. (Obra original publicada en 2000).