¿Tienes tensión en el cuello?

Foto del cuello de una mujer de perfil.

Hace pocos días recordé qué importante es saber usar nuestras herramientas de tal manera que no nos lastimemos. Con herramientas me refiero a diferentes cosas desde el martillo y las pinzas hasta los instrumentos que tocamos, las baquetas, el arco, los micrófonos, etc. Los micrófonos no es algo que estuviera en mi consciencia hasta hace algunos días que fui a un concierto.

En el concierto se presentaron varios cantantes y cada uno cantó sólo una canción. Lo cual quiere decir diferentes estilos al cantar, diferentes maneras de estar en el escenario, diferentes tamaños y estaturas y, sólo un micrófono. Los cantantes tenían que adaptarse al escenario en poco tiempo y a veces atender otras cosas, por ejemplo conectar un instrumento al amplificador.

Y es ahí cuando noté las formas en que comprometemos el balance de nuestra cabeza ( en la articulación atlanto-occipital), lo cual se traduce en tensión; primero en el cuello y luego en diferentes partes del cuerpo. Claro, sus interpretaciones fueron de tres o cuatro minutos, pero,

¿qué pasa si esta es la forma normal en la que siempre cantas?

Te doy un par de sugerencias.

Micrófonos alineados en el escenario.

1. Micrófono en la base

Por supuesto si estás tocando un instrumento al mismo tiempo que cantas, no puedes tener el micrófono en tu mano. Entonces date el tiempo de encontrar la altura perfecta de la base en relación a tu cuerpo.

Es como cualquier otro instrumento, antes de tocar tienes que asegurarte que todo este acomodado de una forma en que funcione para ti y te sientas có[email protected] Haz lo que tengas que hacer para conseguirlo  y recuerda buscar el  balance en tu cuerpo.

2. Sosteniendo un micrófono

Si puedes utiliza el micrófono en tu mano. Esto te da más movilidad en tu cuerpo y en el escenario; puedes caminar y cambiar la posición en tu cuerpo como parte de tu interpretación, pero también para atender la tensión que puedes estar sintiendo. Pero cuidado, checa que tu mano y brazo sólo utilicen el esfuerzo necesario para sostener el micrófono. Descubre la relación entre el peso del micrófono y cómo necesitas sostenerlo y tus músculos. Si no pones atención a esto, puedes tener dolor en la mano y/o en tu brazo.

El estar có[email protected] y [email protected] en un escenario requiere de práctica. A veces hay elementos externos que no podemos controlar, pero siempre recuerda que lo que sí puedes hacer es darte tiempo e intentar encontrar tu balance. Luego si quieres, puedes jugar con entrar y salir de un estado de balance, pero conscientemente.

Esqueleto mostrando el craneo y las vertebras cervicales.